Autor: Slavoj Zizek

Ediciones Godot

ISBN 978-987-3847-97-4

"Lo que Lacan hizo con la noción de pulsión es extrañamente similar a lo que Einstein, en su teoría general de la relatividad, hizo con la noción de gravedad. Einstein "desustancializó" la gravedad al reducirla a la geometría: la gravedad no es una fuerza sustancial que "cede" espacio, sino el nombre de la curvatura del espacio en sí. De manera análoga, Lacan "desustancializó" las pulsiones: una pulsión no es una fuerza positiva primordial, sino un fenómeno puramente geométrico y topológico, el nombre de la curvatura del espacio del deseo, con la paradoja de que, dentro de este espacio, la manera de alcanzar el objeto (a) no es ir directamente por él (la manera más segura de perderlo), sino rodearlo, "dar vueltas en círculo". La pulsión es esta "distorisión" puramente topológica del instinto natural que encuentra satisfacción en un consumo directo de su objeto."

Slavoj Zizek

El resto indivisible

$1.200
Sin stock
El resto indivisible $1.200

Autor: Slavoj Zizek

Ediciones Godot

ISBN 978-987-3847-97-4

"Lo que Lacan hizo con la noción de pulsión es extrañamente similar a lo que Einstein, en su teoría general de la relatividad, hizo con la noción de gravedad. Einstein "desustancializó" la gravedad al reducirla a la geometría: la gravedad no es una fuerza sustancial que "cede" espacio, sino el nombre de la curvatura del espacio en sí. De manera análoga, Lacan "desustancializó" las pulsiones: una pulsión no es una fuerza positiva primordial, sino un fenómeno puramente geométrico y topológico, el nombre de la curvatura del espacio del deseo, con la paradoja de que, dentro de este espacio, la manera de alcanzar el objeto (a) no es ir directamente por él (la manera más segura de perderlo), sino rodearlo, "dar vueltas en círculo". La pulsión es esta "distorisión" puramente topológica del instinto natural que encuentra satisfacción en un consumo directo de su objeto."

Slavoj Zizek